El vínculo entre primos en la infancia, es más importante de lo que pensamos

Partagez:

El vínculo entre primos en la infancia, es más importante de lo que pensamos

¿Sabías la importancia que tiene el lazo entre primos?, estoy segura que no te imaginas lo significativo que es para nuestros niños.

Los primos son nuestros segundos hermanos. A nivel transgeneracional ellos están en nuestro árbol genealógico en un lugar muy privilegiado. Ocupan un lazo sanguíneo directo en nuestro ADN, no es para menos, son nuestra sangre, y si son primos segundos también son primos del corazón.

Lo importante es el vínculo afectivo que se crea entre ellos.

Los adultos debemos jactarnos de jugar el rol principal, que consiste en buscar y crear eventos para que los primos forjen su vínculo, además de las fiestas tradicionales como Navidad, año nuevo o cumpleaños. Se deben proponer otras reuniones, salidas al parque, picnics los días soleados, fiestas de pijamas , recreativos de verano, compartir un hobby o deporte, hasta lo más cotidiano como “Visitar la casa de los tíos”.

Los grandes beneficios de interactuar con los primos

El ser humano es un ser sociable y su primer sociedad es su núcleo familiar, madre, padre y hermanos si los tiene, por ello vincularse con los primos desde temprana edad fomenta las relaciones sociales, antes de la etapa escolar, permite un mejor desempeño en el lenguaje, hablar con el otro. Comienzan los primeros juegos en grupo y el “COMPARTIR”, el significado de que lo mío lo puedo prestar, jugar con los demás y no por ello me lo van a quitar o voy a llorar, eso ya es un paso muy significativo.

Muchas veces los primos se vuelven sus primeros y mejores amigos, pero a su vez allí también comienzan las primeras peleas infantiles, enseñarles el acto de “Disculparse”, “Ceder” y “Perdonar”, es un “APRENDIZAJE NOBLE” para toda la vida.

De esta manera se pueden aprender muchos valores entre primos, la amistad, lealtad, el apoyo mutuo, cariño, comprensión, respeto, paciencia, tolerancia, resolución de conflictos. Sin comprender aun el significado de lo mencionado.

¿Cómo logra un niño la resolución de conflictos?

Es muy simple, el contexto es jugando con sus pares, los niños tienen mucha imaginación y con ella un sinfín de aventuras, puede que en una de ella un juguete no funcione, el tablero de un juego reglado indique que el participante perdió un turno, o se propongan trepar a un árbol y este sea muy alto, entonces, este conflicto, será una cuestión para “resolver entre primos”, trabajaran en equipo y buscarán la forma de encontrar la “Solución”. Pueden salir resultados maravillosos, los niños cuando se proponen algo entre primos, obtienen excelentes logros.

Los primos en la casa de los tíos son más independientes.

Así es, los niños son mucho más independientes cuando están en la casa de los primos, ya que se desenvuelven de forma autónoma, ponen en manifiesto todo aquellos hábitos de higiene y buenos modales que aprendieron en la casa, al no estar mamá como referente, buscan su independencia y autonomía para comer, lavarse las manos, cepillarse los dientes, ayudar en los quehaceres de la casa, demuestran todo aquello que aprendieron, pero que seguramente en la casa les cuesta más hacer.

Por otra parte con los primos se crean muchas aventuras, aquellas que se hacen en la infancia y perduran en la memoria para toda la vida.

Trepar árboles, hacer casitas, jugar en la arena, hacer tortitas, ir al parque, visitar juntos a los abuelos, hacer dibujos, cortarse el pelo, jugar en la pileta en verano, decorar el arbolito de navidad, abrir los regalos, soplar las velas en los cumpleaños, disfrazarse y maquillarse, jugar con tacones o pelucas, escuchar música, cantar y bailar, los juegos de mesa, preparar una torta… cuantos recuerdos se puede tener con los primos…

Un dato curioso es que los pacientes con Alzheimer, esa triste enfermedad que afecta la memoria, van perdiendo todos sus recuerdos pero dos cosas no olvidan, su infancia y sus gustos personales.

Por lo tanto que curioso es nuestro psiquismo. Cuan importante es nuestra infancia.

Concluyendo los primos son los segundos hermanos, muchas veces los niños prefieren pasar más tiempo con sus primos que con sus hermanos, los momentos compartidos van a perdurar en el corazón para siempre.

Van a ser lazos de afecto llenos de ternura, amistad y cariño.

Los primeros mejores amigos que la vida nos dio, tesoros invaluables para el alma. Risas, juegos, tardes, llantos, raspones, pero todo un sabio aprendizaje.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Partagez:

Articles Simulaires

Partager
Partager