¿Cómo superar una traición? 5 pasos para afrontarlo

Partagez:

¿Cómo superar una traición? 5 pasos para afrontarlo

Si recientemente has sufrido una traición, junto al sufrimiento típico de esta experiencia, está la sensación de no tener más el equilibrio personal, de no ejercer más el control de tu vida y tus emociones. Tu mente, junto con las experiencias de tristeza, te preguntas continuamente cómo es posible que te haya sucedido.

También puede haber un verdadero sentimiento de culpa y uno se pregunta, con frecuencia, cómo fue posible no haberlo notado antes. Entre lágrimas, desesperación, confusión, rabia y en ocasiones una sensación de humillación, el mayor miedo que experimenta el traicionado es el de no poder pasar página y dejar a un lado el dolor y el sufrimiento.

Los siguientes son cinco pasos básicos para comenzar a superar una traición. Si estos pasos se ponen en práctica, pueden ayudarte a superar el dolor asociado con el final de la historia y finalmente alcanzar un nuevo equilibrio.

Paso 1: Practica el perdón

Si la traición de la otra persona te ha atrapado en una prisión de dolor, culpa y resentimiento, es hora de perdonarte a ti mismo para que puedas liberarte del dolor, la confusión y la ira.

Es cierto, tu vida se ha puesto patas arriba, y sí, la traición es un gesto absolutamente impactante y «mezquino». Pero mientras evites perdonarte a ti mismo y en el futuro también a dicha persona, tu corazón, tu alma y tu cuerpo serán un receptáculo de emociones negativas que guardarás dentro de ti como una esponja.

Para comenzar a recuperar el equilibrio, practique el perdón. Es importante señalar que perdonar no significa olvidar sino que ayuda a reducir el peso que un evento de este tipo ejerce sobre ti y sobre tu vida.

Paso 2: Autoestima vs. odio

Si la traición llegó como un «rayo de la nada», en una etapa en la que tu percepción era que estabas viviendo una historia hermosa de amor por ejemplo, la tendencia típica es culparte a ti mismo/a por la esta traición sufrida por tu pareja. Esta actitud contribuye a incrementar el estancamiento y la «depresión» típicos del final de una historia.

Empieza a apreciarte a ti mismo y céntrate en tus cualidades: la infidelidad del otro no tiene nada que ver contigo como persona.

De manera diametralmente opuesta, si estás atrapado en un ciclo de intensa ira y odio hacia tu pareja, debes decidir si puedes reconstruir la relación o si es hora de terminar la historia.

Debes comprender los orígenes de la traición. La mayoría de las personas que engañan repentinamente pueden mostrar dicha conducta debido a que sienten la necesidad de escapar de relaciones estables porque tienen miedo o porque son «niños eternos«.

Si tu pareja se ajusta a esta descripción, debes decidir si te vale la pena luchar por la relación o no. En ambos casos, es fundamental liberarse de los sentimientos de culpa, vivir el presente y seguir adelante. Disfrutar del dolor solo te convierte en un prisionero de la negatividad.

Paso 3: Este es el momento adecuado para «curar»

Los pasos anteriores cuando se logra llevarlos a cabo con éxito, implican que la persona ha entendido que es necesario salir del círculo vicioso del sufrimiento lo antes posible. ¿Parece imposible? No lo es.

Empieza a concentrar tus pensamientos negativos solo en momentos específicos del día (media hora al día), ten en cuenta que una traición, así como cualquier otro evento negativo de la vida, no se pueden borrar, sino encasillar en el pasado y en el futuro. Verlos como experiencias que nos han enseñado algo. Por ejemplo, ¿qué «lección» podría enseñarte una traición?

Paso 4: Reconstruye la confianza en ti mismo y en los demás

Si finalmente decides quedarte con tu pareja, debes concentrarte en construir una relación de confianza nuevamente. Si no puedes perdonar y constantemente tratas de culpar a tu pareja por el «pecado» cometido, entonces sería mejor evitar reconstruir la historia.

En su lugar, permítete la oportunidad de recolectar las piezas y reconstruir todo de nuevo. Empieza por aprender a confiar en ti mismo/a y en las decisiones que has tomado.

Si, por otro lado, has optado por terminar la relación, en lugar de centrarte en tu ex y la traición, intenta pensar en todas las personas extraordinarias de tu vida, en las que te quieren confían en ti.

Haz una lista de las mejores elecciones y decisiones que has tomado en los últimos años. Concéntrate en las personas te valoran. Poco a poco, de esta forma, te irás liberando de la «bestia negra» de la traición y del papel de víctima pasarás al de «ganador».

Paso 5: No castigues a tus futuras parejas

Otra consecuencia de una traición puede ser derramar ansiedades, dudas y preocupaciones sobre futuras parejas.

Por ejemplo, si hay un evento o situación que «reactiva» un mal recuerdo, una emoción negativa, en lugar de tratar mal e injustamente a tu nueva pareja, trata de expresar y compartir tus preocupaciones y miedos con ella y, tomando conciencia del hecho de que estos sean sólo «fantasmas del pasado».

Cada historia es única, cada relación tiene sus momentos de dificultad, pero si procedes con claridad, tendrás la garantía de un mayor equilibrio.

Después de una traición, es muy fácil caer en el círculo vicioso de la duda y la incertidumbre sobre el futuro. Pero con estos cinco pasos, poco a poco, reconstruirá un futuro más estable y satisfactorio.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Partagez:

Articles Simulaires

Partager
Partager