Mi pareja me ha dejado varias veces, ¿por qué?

Partagez:

Mi pareja me ha dejado varias veces, ¿por qué?

Mi pareja me ha dejado varias veces” es una expresión que se suele escuchar con mucha frecuencia en algunas personas.

Quienes viven dicha realidad se encuentran sumidos en un círculo del cual no parecen poder salir y se preguntan si es normal.

Sin embargo, catalogar lo normal o anormal en una relación es complejo, pues, cada pareja vive su dinámica a partir de la información que posee a nivel consciente e inconsciente.

Quienes viven una situación similar a la de “mi pareja me ha dejado varias veces”, se encuentran en una relación que es intermitente. ¿Qué hacer?

“Mi pareja me ha dejado varias veces”, ¿por qué?

En algunas relaciones resulta común el que un miembro de la pareja se marche y luego regrese, es entonces cuando la otra persona se cuestiona sobre dicho comportamiento.

Sin embargo, para muchos resulta más sencillo asumir una actitud de evasión o de enojo, en lugar de confrontar la situación y comunicarse.

A esto, en psicología, se le conoce como acting, es decir, cuando una persona comienza a actuar de una determinada manera porque no es capaz de expresarlo con palabras.

En ocasiones, cada separación esconde diferencias y silencios que se manifiestan en comportamientos que pueden resultar inexplicables para la otra persona.

Algunas de las causas por las cuales la pareja se va y luego vuelve, pueden ser las siguientes:

  • Temor a los cambios: luego de la ruptura, sobreviene un período en el que predomina el dolor hacia lo desconocido, sobre todo porque existía cierta estabilidad en los sueños que se habían construido en conjunto. Para muchas personas, vivir el duelo de la ruptura es impensable, por lo que prefieren retornar.
  • Una esperanza ilusoria: de que las cosas van a cambiar, de que, si se hubiese actuado de otro modo, las cosas hubiesen sido diferentes. Algunas veces, los dos miembros de la pareja piensan de esta manera y vuelven repetidas veces tratando de salvar la relación. No obstante, esta esperanza es, en la mayoría de los casos, una ilusión que esconde dependencia emocional.
  • Culpa: la reconciliación también puede aparecer como un intento por reparar daños y por el deseo de que todo funcione bien. Quien carga con culpabilidad, puede retornar también en repetidas ocasiones a la misma relación.

La psicóloga Ximena Otero, en su estudio titulado “Ni contigo ni sin ti: la pareja irrompible”, señala que en la actualidad se están presentando con frecuencia este tipo de relaciones a las que denomina “irrompibles”.

Se trata de parejas que no pueden mantenerse unidas, pero tampoco pueden separarse por completo, lo cual trae consigo sentimientos de incertidumbre, inestabilidad e insatisfacción.

Según Otero, la pareja irrompible se encuentra en un círculo vicioso que fluctúa entre dos polos, el de unión y separación, con un punto intermedio de indefinición que les trae sensación de inestabilidad constante.

Estas parejas se quieren separar cuando están unidas y cuando están distantes quieren regresar, provocando insatisfacción en uno o en ambos miembros.

Además, la pareja irrompible, de acuerdo con esta autora, tiene un funcionamiento que es patológico, con características de dependencia emocional, incertidumbre, miedo a la fusión o temor al compromiso y al abandono, así como miedo a la soledad.

¿Qué se puede hacer si se encuentra en una relación intermitente?

Algunas recomendaciones para quienes se encuentren en una relación intermitente son las siguientes:

  1. Identificar la dinámica y las emociones: cada relación debe ser analizada de forma particular, pues, cada pareja que vive una relación intermitente esconde razones particulares tras cada uno de los distanciamientos. Cabe preguntarse por qué se quiere volver a intentar.
  2. Preguntarse para qué intentarlo de nuevo: es necesario cuestionarse qué se esconde tras la necesidad de volver con esa persona.
  3. Acudir con un profesional: para que brinde orientación y poder descubrir por qué resulta tan difícil salir del círculo. En una sesión con un profesional también pueden salir a la luz patrones inconscientes que necesitan ser abordados.

En el proceso de descubrir qué se esconde tras una relación intermitente, también es necesario que la persona se conozca bien a sí misma y pueda descubrir qué hay en ella que le lleva a conectarse con ese tipo de relaciones.

Una vez que se adquiere este conocimiento, se tendrá la capacidad de tomar decisiones de forma consciente.

Volver a una relación varias veces, sin conocer qué se esconde tras ello, puede resultar frustrante. De no trabajar en dicha situación, los patrones se pueden seguir repitiendo llevando a la persona a un sufrimiento interminable e impidiéndole disfrutar de una relación con un estilo de apego saludable.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Partagez:

Articles Simulaires

Partager
Partager